sábado, 14 de junio de 2008

“Era ya pasado el anochecer, cuando recobró el sentido, y se halló a la luz de la luna y flotando en el océano. Sus alas desgreñadas parecían lingotes de plomo, pero el fracaso le pesaba aún más sobre la espalda. Débilmente deseó que el peso fuera suficiente para arrastrarle al fondo, y así terminar con todo.”
Richard Bach

6 comentarios:

Nadie dijo...

¿quién selecciono este trozo de todo el libro?

Benra-Merit dijo...

Tú eres la gaviota que lucha por conseguir sus sueños aunque en el camino puedas morir...

Sigue volando alto, alto que seguró que podrás hacerlo aún más difícil...

Nunca pararemos de soñar... ¿maldición o don? argg... ¿por qué?

Nadie dijo...

para de volar si al morir... si es que se puede morir...

tu tb eres una gaviota me confundí al llamarte bruja... eres un pájaro que no tiene jaula a la que volver

Benra-Merit dijo...

Te equivocas... hace mucho tiempo que cree mi propia jaula...

¿Por qué será tan difícil intentar ser un espíritu libre?

Olvidaba que la libertad no existe.. ARG¡¡

Nadie dijo...

no puedes ser un espíritu libre cuando no existe el espíritu y cuando ya no existe una palabra para la libertad.

las palabras poner barreras a nuestro pensamiento... las palabras solo
tal vez las barreras sean eso que llaman realidad

Benra-Merit dijo...

te has hecho un lio tu solo

QUE MUERAN LAS TILDES¡